Conozca las diferencias del S-ICD

Después de que le diagnostiquen un mayor riesgo de parada cardiaca súbita deberá decidirse por una opción de tratamiento. Durante sus visitas al médico, puede que haya hablado sobre los beneficios de un desfibrilador automático implantable o dispositivo DAI.

Un S-ICD (desfibrilador automático implantable subcutáneo) es una evolución en el tratamiento con DAI. Se implanta justo bajo la piel sin cables que estén en contacto con el corazón. De esta forma, se eliminan potencialmente los riesgos graves a corto y largo plazo asociados a la colocación de cables eléctricos dentro del corazón o los vasos sanguíneos.

Cómo funciona el S-ICD

El S-ICD monitoriza su ritmo cardiaco las 24 horas del día. Se ha diseñado para proporcionar desfibrilación de rescate (una descarga eléctrica en el corazón) cuando detecta que su frecuencia cardiaca es peligrosamente rápida.

S-ICD en comparación con
otros dispositivos:

Un S-ICD se diferencia de los marcapasos y los dispositivos DAI tradicionales. El S-ICD se coloca justo bajo la piel y proporciona tratamiento sin necesidad de implantación de cables eléctricos en el corazón.

Las imágenes podrían no representar  el tamaño real de  los productos.

Preguntas para su médico:
S-ICD

Junto con su médico, puede decidir si un S-ICD es adecuado en su caso. Tómese un tiempo para formular las preguntas adecuadas que le ayuden a tomar una decisión fundamentada.

Busque un médico.

Utilice la herramienta de búsqueda de hospitales para encontrar centros de seguimiento de S-ICD y médicos con formación en la tecnología S-ICD.

Conozca la opinión de pacientes con S-ICD.

Conozca a pacientes reales con S-ICD y sus historias y viajes personales.

Arriba