¿Cómo cambiará su vida cuando se implante el sistema S-ICD? En general, una vez que se haya recuperado totalmente de la intervención (en unas 4-6 semanas), su vida cotidiana no debería cambiar mucho. Los siguientes consejos pueden ayudarle a saber lo que puede esperar de muchas actividades diarias habituales:

 

  • Tener un sistema S-ICD no le impide viajar. No obstante, consulte a su médico las restricciones que puede tener a la hora de viajar. 
  • Lleve su tarjeta de identificación del paciente mientras viaja. 
  • Notifique a su empresa aseguradora que tiene implantado un sistema S-ICD. Algunas empresas aseguradoras puede requerir la confirmación por escrito de un cardiólogo que confirme que puede viajar.
  • En general, el sistema S-ICD es compatible con un estilo de vida activo. 
  • Su médico le hará saber cuándo puede volver a realizar sus actividades habituales.
  • Debería poder retomar algunas formas de ejercicio, aunque se deben evitar los deportes de contacto como el fútbol y el rugby porque una caída o un golpe directo en el pecho podrían dañar el dispositivo. Sin embargo, algunas personas realizan deportes de contacto con la protección adecuada. Consulte a su médico antes de participar en deportes de contacto.
  • Es fundamental que le comente a su médico, enfermero o dentista que lleva implantado un sistema S-ICD antes de someterse a una intervención. Es posible que necesite hablar con su cardiólogo antes de realizar alguna prueba o intervención. Debe llevar su tarjeta de identificación del paciente siempre que vaya al hospital.
  • El médico le indicará si puede y cuándo puede conducir después de la implantación del sistema S-ICD.
  • Puede que algunas personas sean reacias a reanudar su actividad sexual después de la recuperación aunque, en general, el sistema S-ICD es compatible con una vida sexual activa. 
  • El sistema S-ICD distingue entre la frecuencia cardiaca alta y la arritmia (latido irregular). Si tiene alguna duda, pregunte a su médico.
  • Puede utilizar los electrodomésticos eléctricos habituales de forma segura, como hornos microondas, mantas eléctricas, herramientas eléctricas, reproductores de MP3 y sistemas de encendido de automóviles, siempre que funcionen correctamente. Sin embargo, debe mantenerlos alejados de la ubicación del sistema S-ICD. 
  • Pida a su médico una lista completa de precauciones para su sistema S-ICD.
  • En general, el sistema S-ICD no debería limitar su capacidad para trabajar. Por ejemplo, puede utilizar de forma segura una fotocopiadora, un aparato de fax y un ordenador personal. Sin embargo, determinados equipos, como motosierras, taladros con cable, sierras eléctricas y cortacésped, deben mantenerse como mínimo a 30 cm del dispositivo. Los motores y alternadores en funcionamiento, especialmente los de vehículos, y los equipos de soldadura por arco deben mantenerse a 60 cm del dispositivo. 
  • Explique a su médico lo que hace en su trabajo para que le proporcione información detallada antes de utilizar cualquier equipo.

Lea estos consejos sobre muchas actividades habituales

Busque un médico.

Utilice la herramienta de búsqueda de hospitales para encontrar centros de seguimiento de S-ICD y médicos con formación en la tecnología S-ICD.

Conozca la opinión de pacientes con S-ICD.

Conozca a pacientes reales con S-ICD y sus historias y viajes personales.

Arriba