Parada cardiaca súbita

Si a usted o a un ser querido le han diagnosticado un mayor riesgo de parada cardiaca súbita, puede que esté nervioso, sienta ansiedad o esté confundido. Durante ese tiempo, es importante hacer preguntas, recopilar información y aprender todo lo que pueda sobre el camino que tiene por delante. Explore esta sección para obtener más información sobre la parada cardiaca súbita.

Tratamiento de la parada cardiaca
súbita

La mayoría de la gente que sufre una parada cardiaca súbita muere, con frecuencia en cuestión de minutos. El tratamiento inmediato con resucitación cardiopulmonar (RCP) y un desfibrilador (un dispositivo que envía una descarga eléctrica al corazón) puede salvar la vida.

¿Qué es una
parada cardiaca súbita?

Una parada cardiaca súbita es una emergencia médica grave y potencialmente mortal. Durante una parada cardiaca súbita, el funcionamiento del corazón se detiene de forma repentina y sin previo aviso. Sin un tratamiento inmediato con desfibrilación (una descarga eléctrica al corazón), se pueden producir daños cerebrales o la muerte.

¿Qué provoca una
parada cardiaca súbita?

La parada cardiaca súbita puede afectar a personas de cualquier edad, sexo, raza e incluso a personas que parecen gozar de buena salud. Con frecuencia, la parada cardiaca súbita se debe a un problema del sistema eléctrico del corazón, que puede derivarse de una afección arterial coronaria, un ataque al corazón u otros problemas cardiacos.

Síntomas de la
parada cardiaca súbita

El primer y a veces el único síntoma de la parada cardiaca súbita es la pérdida de conciencia, debido a la falta de riego sanguíneo en el cerebro. Aunque a veces no hay señales de advertencia antes de que se produzca una parada cardiaca súbita, se pueden producir algunos síntomas previos.

Preguntas para su médico:
Diagnóstico

Después del diagnóstico, es normal tener preguntas sobre lo que puede esperar. Conozca algunas preguntas importantes que puede hacer a su médico para aprovechar al máximo sus citas sanitarias.

Arriba